Imagina un Colorado en donde todas las personas pueden gozar de una vida larga y próspera: no solo sobrevivir, sino prosperar.

Imagina a personas a quienes se ha excluido de las decisiones uniéndose, haciendo que sus ideas y opiniones se escuchen y logrando implementar cambios positivos en sus comunidades. Considera estos ejemplos:

Una persona joven vive en un vecindario en donde el único parque cercano está deteriorado y descuidado. Con sus amigas, empieza a asistir a las juntas del consejo de la ciudad, habla con la prensa y termina influyendo en los funcionarios municipales para que mejoraran su parque local.

Las personas con discapacidades que viven en Colorado trabajan juntas para abogar a favor de mejores veredas y servicios de transporte público en sus comunidades. Sus esfuerzos terminan beneficiando también a sus vecinos, como los padres con carritos para bebés y las personas que viven lejos de su trabajo.

Imagina a padres y abuelos que recuerdan a su pueblo rural en Colorado como una comunidad próspera. Deciden trabajar junto con estudiantes y maestros para lanzar un programa de capacitación técnica en la high school. Al poco tiempo, los estudiantes ya están aprendiendo nuevas profesiones y hasta iniciando el proceso para establecer sus propios negocios.

Versiones de estas historias han ocurrido en todo el estado. Cuando las personas que enfrentan desafíos tienen el poder y los recursos para implementar cambios positivos en sus comunidades, son capaces de identificar soluciones que nos benefician a todos.

Todos los habitantes de Colorado se benefician cuando las personas excluidas de las decisiones tienen el poder y la oportunidad de transformar comunidades.

Todos nos beneficiamos cuando cada integrante de la comunidad tienen la oportunidad de gozar de una vida larga y sana. Todos nos beneficiamos cuando escuchamos a las personas que se ha excluido del proceso para tomar decisiones. Para que todos los habitantes en todas las comunidades de Colorado prosperen, aquellas personas excluidas deben poder aportar sus ideas y opiniones sobre las decisiones que afecten su bienestar. 

La atención médica no es lo único que afecta nuestra salud.

Nuestro bienestar se ve afectado por diversos factores, como el lugar donde vivimos, el salario que ganamos y nuestro acceso a una educación y oportunidades.  También se ve afectado por factores como la discriminación y la exclusión, nuestro sentido de pertenencia, lo conectados que nos sentimos con las personas que nos rodean y las oportunidades que tenemos para tomar decisiones que afectan nuestra comunidad. Trabajando juntos, podemos hacer que los programas y las políticas sean justos para todos. Así, todas las personas en Colorado podremos gozar de vidas sanas y productivas.

Las políticas y los sistemas sociales y económicos afectan directamente nuestra salud.

Las políticas y los sistemas sociales y económicos son aquellas instituciones, normas y procesos que influyen con nuestra manera de vivir, aprender, trabajar y jugar y, por lo tanto, afectan nuestras vidas. (Estos a veces se conocen como los determinantes sociales de la salud.) Cuando no podemos influir en los sistemas que afectan nuestras vidas, nuestra salud empeora y nuestra expectativa de vida disminuye. Por demasiado tiempo, se ha excluido a muchas personas de las decisiones que se toman en sus comunidades. Eso previene que gocen de vidas largas y sanas.