2005 a 2011

El proyecto para promover los cuidados de salud mental en Colorado (Advancing Colorado's Mental Health Care, o ACMHC, por sus en inglés) fue un esfuerzo conjunto de The Trust, Caring for Colorado Foundation, The Denver Foundation y la Fundación de Salud de Colorado. El proyecto proporcionó apoyo a agencias de servicios humanos, proveedores de cuidados para la salud mental y otros con el objetivo de mejorar la integración y coordinación de servicios de salud mental en comunidades de Colorado.

Con base en un estudio integral realizado en 2003 sobre los sistemas de salud mental en Colorado, las fundaciones socias crearon el proyecto Advancing Colorado's Mental Health Care para ayudar a mejorar el sistema de atención para los habitantes de Colorado con necesidades graves de salud mental. El estudio de 2003, titulado “La situación de la atención para la salud mental en Colorado (en inglés: The Status of Mental Health Care in Colorado) incluyó detalles sobre la situación de crisis en los sistemas de salud mental en el estado, y señaló que solo un tercio de quienes necesitaban tratamiento lo recibieron, que los costos seguían aumentando a la vez que los gastos estatales disminuían, y que la atención con frecuencia era inaccesible e inadecuada. El estudio también encontró que el sistema de atención para la salud mental estaba excesivamente fragmentado, lo cual evitaba aún más que muchas personas recibieran los cuidados que necesitaban.

En 2011, investigadores del TriWest Group desarrollaron un informe titulado “La situación de los cuidados para la salud del comportamiento en Colorado” (en inglés: The Status of Behavioral Health Care in Colorado). Esta evaluación integral explicó con detalles las fortalezas y debilidades de los sistemas de atención para la salud mental y el tratamiento de trastornos por el consumo de sustancias (SUD, por sus siglas en inglés). TriWest entrevistó a 89 personas clave que participaban activamente en proporcionar tratamiento y desarrollar políticas relacionadas con la salud mental y SUD; expandió los datos de 2003 para incluir información sobre los servicios de SUD y datos actuales sobre los cuidados de salud mental en las agencias estatales; examinó los resultados y las lecciones generales de los seis proyectos que recibieron subsidios a través de ACMHC; y, completó una examinación extensa de materiales sobre problemas claves que el trabajo de ACMHC identificó. Algunos de los resultados clave del informe “La situación de los cuidados para la salud del comportamiento en Colorado” incluyeron:

  • Hay muy pocos proveedores con habilidades especializadas dispuestos a atender a personas en Colorado con las necesidades más complejas de salud del comportamiento, debido a las tasas actuales de reembolsos y brechas en la capacitación especializadas. Por lo tanto, estos pacientes reciben servicios a través de múltiples sistemas, lo cual con frecuencia resulta en tratamiento ineficaz y mal coordinado y hace que los costos aumenten.
  • Hay una falta grave de proveedores en áreas rurales y fronterizas del estado. El 82 por ciento de los psiquiatras practicantes, el 86 por ciento de los psiquiatras para niños y casi todos los psiquiatras especializados en el tratamiento de SUD ejercen en las áreas metropolitanas de Denver y Colorado Springs.
  • Ciertas comunidades siguen enfrentando desafíos para obtener tratamiento para la salud mental/SUD. Las personas LGTBQIA+ corren un riesgo dos a tres veces mayor de morir por suicidio que la población en general. Veteranos regresan de Irak y Afganistán con tasas más altas de trastornos y depresión relacionados con el trauma sufrido, o con lesiones cerebrales traumáticas para las cuales no han recibido tratamiento. Además, cuando sí reciben tratamiento, las personas de color en Colorado reciben desproporcionadamente esos servicios en instituciones correccionales.
  • Colorado es uno de los líderes nacionales en la promoción de los cuidados integrados para la salud mental, y el 50 por ciento del tratamiento para la salud mental/SUD ahora se proporciona en instalaciones médicas de atención general.

El informe ofrece varias recomendaciones para quienes buscan mejorar los servicios relacionados con la salud del comportamiento en Colorado:

  • Continuar promoviendo la consolidación y coordinación de esfuerzos entre agencias estatales y de condados. Estos esfuerzos son clave para alinear los beneficios y maximizar el acceso a fondos federales, reducir costos en general y minimizar los efectos adversos de necesidades relacionadas con la salud mental que no se han cubierto.
  • Enfocarse en los esfuerzos para ampliar la fuerza laboral en dos áreas: acceso en comunidades fuera de las áreas metropolitanas de Denver y en áreas especializadas necesarias, incluidos proveedores con capacitación avanzada, especialistas que atiendan adultos mayores y niños, y proveedores con aptitudes culturales.
  • Según permitan los fondos disponibles, aumentar la inversión general en la entrega de servicios relacionados con la salud mental y bastante más (con base en el porcentaje) en servicios para tratar y prevenir el consumo de drogas.
  • Ampliar la disponibilidad y el acceso a “hogares médicos” centrados en la persona que integren la salud del comportamiento y atención medica general.  

Evaluación
Heartland Network for Social Research realizó una evaluación independiente del proyecto para promover los cuidados de salud mental en Colorado. La evaluación examinó las mejoras en la coordinación e integración de servicios para la salud mental de adultos con enfermedades mentales graves y niños con trastornos emocionales serios. Cada uno de los seis beneficiarios del proyecto formó parte de la evaluación. Los aprendizajes para las agencias que buscan la integración, al igual que lo aprendido para fundaciones y legisladores, se describen en el informe final de la evaluación (disponible solo en inglés).

CANTIDAD DEL SUBSIDIO: $4.1 millones