2017-12-04
Historia

Fotografía proporcionada por iStockphoto.com

Por Kristin Jones

Es una historia exitosa que no deja de dar buenas noticias. Los embarazos entre las adolescentes en Colorado han disminuido dramáticamente; también los abortos. Gran parte de la disminución se debe a un programa estatal de planificación familiar que ofrece más opciones y acceso a anticonceptivos a las mujeres con bajos ingresos.

Otro resultado sorprendente es que el mismo programa ha causado que programas estatales y federales ahorren casi $14 millones al año en Medicaid, asistencia alimentaria y otros servicios, según un cálculo reciente.

El Departamento de Salud Pública y Medioambiente de Colorado (CDPHE, por sus siglas en inglés) publicó los resultados la semana pasada:

  • Los nacimientos de bebés entre las adolescentes de 15 a 19 años disminuyeron el 54 por ciento entre 2009 y 2016.
  • Los abortos entre las adolescentes disminuyeron el 64 por ciento durante el mismo periodo de tiempo.
  • El número de adolescentes que dieron a luz por segunda o tercera vez disminuyó el 63 por ciento.  

El Programa Title X de Planificación Familiar en Colorado no es nuevo; ha estado ofreciendo servicios por casi 50 años y recibe una combinación de fondos federales, estatales y locales. En el año 2008, recibió una importante donación de una fuente anónima (más tarde se supo que fue de la Fundación Susan Thompson Buffett) que permitió que las clínicas locales empezaran a ofrecer anticonceptivos reversibles de acción prolongada, como los dispositivos intrauterinos (DIUs) e implantes, de forma gratuita o a un costo muy bajo. (Cuando esos fondos se acabaron en 2015, The Colorado Trust y otras fundaciones intervinieron para ofrecer subsidios “puente” antes que la legislatura estatal aprobara continuar dando fondos al programa.)

Los DIUs e implantes se consideran los anticonceptivos más eficaces entre las adolescentes y mujeres adultas que quizás quieran tener hijos más adelante. Duran hasta 10 años, y no es necesario acordarse de tomar una píldora o usar un condón o diafragma.  

También son caros, así que muchas adolescentes y mujeres adultas no pueden pagarlos sin ayuda. Por eso el programa ha tenido resultados tan significativos.

La habilidad de planear cuándo y si se quiere tener una familia “afecta la trayectoria completa de una vida”, dice Jody Camp, la gerenta del programa estatal para la planificación familiar. “[Afecta] la habilidad de ir a la preparatoria (high school), la habilidad de ir a la universidad y de alcanzar la estabilidad financiera de su familia”.  

Los niños que nacen de una madre adolescente corren un riesgo mayor de pesar menos al nacer y morir durante su primer año de vida. Tienen mayor probabilidad de sufrir problemas médicos crónicos y de crecer en la pobreza, con todos los efectos negativos en su salud que la acompañan.

Aunque las clínicas Title X están abiertas para cualquier persona, las mujeres con bajos ingresos las usan con mayor frecuencia, y aún más las mujeres de color. Sus vidas fueron las más afectadas al tener acceso a opciones anticonceptivas eficaces.  

Sin embargo, al cubrir los costos iniciales de los DIUs e implantes, las clínicas también evitaron que los contribuyentes tuvieran que cubrir otros costos más adelante. Un estudio de la Universidad de Colorado encontró que, gracias al programa, Medicaid, la Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés), el Programa de Asistencia Alimenticia de Colorado/Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) y el Programa Especial de Nutrición Suplementaria para Mujeres, Infantes y Niños (WIC, por sus siglas en inglés) ahorraron alrededor de $66.1 a $69.6 millones en gastos entre los años 2010 y 2014.

Esto significa más fondos estatales para pagar por otras cosas que todos necesitamos, como carreteras y escuelas.

Las malas nuevas es que los fondos de las clínicas Title X se están viendo nuevamente amenazados, esta vez por el gobierno federal. Este año, la administración recortó el ciclo del subsidio Title X de tres años a uno, lo cual significa que los fondos federales solo están garantizados hasta finales de junio de 2018.

Mientras el Congreso apuesta que la economía mejorará si se ayuda a las corporaciones, vale la pena recordar que a veces el dinero no se derrama o gotea tan eficazmente como pensamos. A veces, ayudar a las adolescentes resulta en beneficios para todos.

 

Kristin Jones
Subdirectora de comunicaciones
The Colorado Trust