2017-09-21
Historia

A pesar de los grandes avances en cobertura, casi uno de cada cinco habitantes de Colorado dice evitar obtener servicios médicos debido al costo—un número que casi no ha cambiado durante los últimos ocho años.  

(Fuente: Encuesta de Colorado sobre el acceso a servicios de salud 2017, pág. 19)

Por Jaclyn Zubrzycki

En 2011, el 15.8 por ciento de los habitantes de Colorado no tenían seguro médico. En 2015, después de implementarse la Ley de Cuidados de Salud Asequibles (ACA, por sus siglas en inglés), solo el 6.7 por ciento de las personas en el estado no tenía seguro médico.

Este año, solo el 6.5 por ciento de la población no tenía seguro médico Más personas que nunca tienen cobertura médica, incluyendo más personas de grupos que históricamente han tenido menos probabilidad de estar asegurados: los habitantes de Colorado con bajos ingresos, los jóvenes y los hispanos.

Sin embargo, esto no significa que todas las personas en Colorado tengan acceso a servicios de salud o a seguro médico asequible.

Especialmente en las zonas rurales del estado, mucha gente sigue diciendo que es difícil pagar tanto el seguro médico como los cuidados de salud. Uno de cada cinco habitantes de Colorado dice que ha evitado recibir servicios médicos debido al costo, y uno de cada seis habitantes con bajos recursos dice gastar directamente de su bolsillo más del 20 por ciento de sus ingresos en gastos médicos.

Todo esto es según la Encuesta de Colorado sobre el acceso a servicios de salud (CHAS, por sus siglas en inglés) de 2017, la quinta vez que la encuesta bienal financiada por The Colorado Trust se ha llevado a cabo para evaluar el acceso a y las experiencias con los servicios de salud y el seguro médico de la gente que vive en Colorado. El Instituto de Salud de Colorado (CHI, por sus siglas en inglés), un beneficiario de The Trust, publicó los resultados de CHAS esta semana.  

Durante una conferencia de prensa el lunes, la directora ejecutiva de CHI Michel Lueck dijo que el hecho de que el porcentaje en general de los habitantes de Colorado que tienen seguro médico se ha mantenido constante desde 2015 indica que los cambios en las políticas de salud ocurridos en la última década, incluyendo ACA, son duraderos y están dándoles acceso a seguro médico a más personas en el estado.

“Colorado ha demostrado que estamos defendiéndonos en relación con la implementación de este cambio importante para reformar los servicios de salud y las políticas sociales y de salud”, Lueck dijo.

Marguerite Salazar, administradora de seguros en Colorado, dijo que, aunque está contenta porque más habitantes en el estado tienen seguro, las preocupaciones y la confusión sobre los costos de suscribirse a un plan siguen siendo un problema para muchos de los habitantes. “El próximo objetivo es cómo vamos a superar los costos relacionados con los servicios médicos”, dijo.

En general, el número de personas en Colorado que dicen que el costo es la razón por la que no tienen seguro médico ha disminuido: En 2009, el 88.4 por ciento de aquellos sin seguro dijeron que el costo era la razón por la que no tenían cobertura. En 2017, el porcentaje fue del 78.4 por ciento.

Pero el nivel de ingresos sigue siendo el factor predictor principal de si alguien tiene o no cobertura médica, y la asequibilidad sigue siendo un problema, especialmente en las áreas rurales de Colorado.  

Mientras que en el pudiente Condado de Douglas, cerca de Denver, solo el 1.4 por ciento de habitantes no tienen seguro médico, el 9 por ciento de los habitantes en el Condado de Denver no lo tienen. Más del 10 por ciento de las personas que viven en zonas rurales del sudoeste, nordeste y sudeste del estado tampoco tienen cobertura médica.

Y en el noroeste rural de Colorado, el 13.1 por ciento de los habitantes no tienen seguro médico.

Jennifer Fanning, directora de la Red Rural de Salud en el Condado de Grand, una organización no lucrativa en Hot Sulphur Springs, dijo que muchos de los habitantes sin seguro médico en esa región no son aquellos que califican para Medicaid, sino aquellos cuyos ingresos sobrepasan el límite federal de la pobreza pero no pueden pagar por un seguro privado.

La mayor parte del oeste de Colorado tiene acceso a solo una aseguradora privada en los mercados de seguros, y las cuotas mensuales pueden costar más de $1,000 al mes por un plan con un deducible alto. Si combinamos esto con el alto costo de vivir en algunas áreas rurales, muchas de las personas que buscan obtener seguro se enfrentan a un dilema financiero: No califican para recibir subsidios gubernamentales significativos, pero tampoco pueden costear un seguro médico.

Fanning dijo que con frecuencia escucha decir que la gente que vive en áreas rurales debería encontrar un trabajo que ofrezca cobertura médica. Ella dice que eso no concuerda con la realidad de vivir en el Condado de Grand: Muchas personas tienen varios trabajos, pero quizás sean temporales, de medio tiempo o en negocios pequeños que no pueden ofrecer seguro a sus empleados. Tener un trabajo no tradicional puede presentar un desafío para navegar por los sistemas establecidos que ayudan a la gente a encontrar seguro, Fanning explicó.

Esa realidad no ocurre solamente en las zonas rurales de Colorado. A nivel estatal, por primera vez, menos de la mitad de las personas que contestaron CHAS este año dijeron que reciben seguro médico a través de su empleador. Y el 9 por ciento de las personas en Colorado que trabajan dijeron que no tienen cobertura médica.

Fanning dijo que sabe que es una tarea compleja hacer que los cuidados de salud sean más asequibles en las áreas rurales de Colorado y en todo el estado. Pero, mientras tanto, muchos de los habitantes de esas áreas viven sin tener cobertura médica o, a veces, sin cuidados médicos.  

En el caso de Fanning, el desafío no es teórico. Este año, el esposo de Fanning eligió no comprar cobertura médica.

“Dirijo una red de salud… pero no podemos pagar por [la cobertura médica]”, dijo. “Ciertamente no estoy diciendo: ‘hagan eso’—pero estas son las decisiones que nuestra comunidad está teniendo que tomar”.

Otros resultados notables de CHAS 2017 incluyen:

  • Uno de cada 10 habitantes hispanos de Colorado no tenía seguro médico en 2017, en comparación con uno de cada 20 habitantes blancos no hispanos. (CHAS no obtiene datos sobre otros grupos raciales o étnicos individuales.) Mientras que ha persistido la disparidad de cobertura entre estos dos grupos, esa es una diferencia ligeramente menor que en 2009, cuando uno de cada cuatro hispanos y uno de cada 10 blancos no hispanos no tenían seguro médico.
  • Más del 28 por ciento de personas no ciudadanas—un grupo que incluye a refugiados, refugiados legales permanentes y estudiantes—no tenía seguro médico en 2017. Este porcentaje es bastante más bajo que en 2011, cuando el 57 por ciento de este grupo no tenía cobertura. CHI calcula que aproximadamente el 25 por ciento de los habitantes de Colorado que no tienen seguro médico podrían ser aquellos que están sin documentos en el país. La administradora Salazar mencionó que muchas personas indocumentadas en Colorado pueden comprar seguro; mientras esas opciones son bastante limitadas, pueden incluir planes de salud para estudiantes o comprar seguro privado afuera del mercado estatal (aunque la falta de subsidios usualmente hace que sea imposible costear esta opción). Otras pueden calificar para recibir Medicaid de emergencia en algunas situaciones.
  • CHAS 2017 indica que, varios años después de implementarse los cambios de la Ley de Cuidados de Salud Asequibles, varios habitantes de Colorado siguen confundidos sobre cómo obtener seguro: el 14.4 por ciento de aquellos sin seguro médico dijeron que no saben cómo obtenerlo.
  • Casi el 7 por ciento de las personas sin cobertura médica cree que no puede obtener seguro debido a una condición preexistente—aunque las compañías de seguros tienen prohibido por ley negar cubrir a alguien debido a condiciones preexistentes.
  • Uno de cada seis habitantes en Colorado cambió su plan de seguro o perdió su cobertura el año anterior—más que en 2013.  
  • Más de aquellos sin cobertura médica dijeron que no tienen seguro porque no lo necesitan: el 23.6 por ciento en 2017, en comparación con el 11.1 por ciento en 2009.
  • 67,000 habitantes dijeron que necesitaron tratamiento por usar drogas o alcohol durante el año pasado, pero no lo recibieron. Casi el 60 por ciento de estas personas dijeron que el estigma por el abuso de sustancias previno que buscaran tratamiento.
Jaclyn Zubrzycki
Periodista
Denver, Colorado