2017-10-05
Historia

Zelene Nava depende del programa Child Health Plan Plus para que sus cuatro hijos tengan seguro médico. La finalización de los fondos del programa el 30 de septiembre ha dejado a Nava sintiéndose “muy, muy asustada”.  

Fotografía de Joe Mahoney / Encargado especial para The Colorado Trust

Por Michael Booth

Los promotores de la salud en Colorado se están movilizando para responder esta semana después de que un “precipicio” financiero que amenaza a tres sectores acabara técnicamente con programas vitales en seguridad médica infantil, clínicas de seguridad básica y reembolsos de préstamos a proveedores en áreas marginadas.  

Como un ejemplo de la miseria potencial, el Estado de Colorado se vería forzado a enviar cartas alrededor de la Navidad advirtiendo a las familias que deben encontrar un seguro médico nuevo a principios de 2018.

El Congreso no actuó antes del 30 de septiembre, fecha cuando termina el año fiscal, para renovar el programa Child Health Plan Plus (CHP+), entre otros programas de salud que han existido por años. Como resultado, 75,000 de niños en Colorado de familias con bajos ingresos (entre 9 millones a nivel nacional) podrían perder su seguro a principios del próximo año. Casi 800 mujeres embarazadas en Colorado también están aseguradas por CHP+ en cualquier momento, lo cual ha ayudado a disminuir las tasas de personas sin seguro a cantidades históricamente bajas.

La incertidumbre es un desafío diario para madres solteras como Zelene Nava, quien está criando cuatro hijos sola y trabaja ayudando a otros a inscribirse a Medicaid en la People’s Medical Clinic de Clinica Family Health en Boulder.

“Estoy muy, muy asustada”, dijo Nava, quien puede comprar su propio seguro médico, pero necesita ayuda para pagar un plan familiar. “Es tan caro hacer lo que sea con los cuidados médicos. Rezo para que no desaparezca, porque no sé lo que haría”.  

Sus hijos todos usas los servicios de CHP+, desde cuidados básicos hasta citas con el dentista y gafas.

“No quiero que se enfermen y no puedan ir a la escuela”, Nava dijo. “No quiero renunciar a mi trabajo para calificar para Medicaid. No quiero ser una madre estresada que no puede proporcionarles seguro médico a sus hijos”.

El precipicio financiero también amenaza a subsidios federales que desempeñan un papel clave en el funcionamiento de clínicas de salud comunitaria que proporcionan servicios a clientes de CHP+, participantes de Medicaid y aquellos sin seguro, incluidas las clínicas de la red de Clinica y muchas otras. Un programa diferente que ayuda a reembolsar los préstamos universitarios de doctores y otros proveedores que aceptan trabajar en clínicas de seguridad básica también dejó de ser válido la noche del sábado.

El gran subsidio federal que recibe Clinica incluye $6.2 millones que se ven amenazados por el precipicio financiero. El programa de subsidios de Clinica permite que el dinero dure hasta enero, y perderlo crearía un agujero enorme, dijo Susan Wortman, directora de desarrollo en Clinica: “Es fundamental para que podamos pagar los salarios y para que continuemos ofreciendo cuidados a todos los pacientes. Cuidamos a más de 50,000 pacientes el año pasado, y ese es un porcentaje importante de nuestro presupuesto”.

Ya desde hoy, un comité del Congreso podría empezar a crear un marco para una propuesta de ley que reautorice los programas. Sin embargo, debido a la paralización en asuntos recientes relacionados con la cobertura de salud Beltway, los promotores están ejerciendo presión para que se haga algo.

“Esto tiene que ver con la salud y el bienestar de los pacientes, las familias y las comunidades que estos programas ayudan”, dijo en una declaración Polly Anderson, vicepresidenta de estrategia y financiamiento para Colorado Community Health Network, una colección de 20 clínicas comunitarias que ofrecen servicios a 700,000 pacientes en el estado. Anderson dijo que existen algunas señales alentadoras de que algo se hará, pero que esa legislación de rescate está muy lejos de pasarse. “Nunca antes ha sido tan alta la incertidumbre de recibir los fondos ni los impactos tan profundos si el precipicio [financiero] no se arregla”.

CHP+ ofrece servicios a un grupo de familias en Colorado con bajos ingresos, incluido un número desproporcionado de personas de color, según cálculos del Instituto de Salud de Colorado (CHI, por sus siglas en inglés), un beneficiario de Colorado Trust. Aunque la población hispana en Colorado representa el 21 por ciento en general, cerca del 40 por ciento de los participantes de CHP+ en el estado son hispanos; mientras que el 10 por ciento de la población son personas de color no hispanas, ese grupo representa el 17.5 por ciento de las personas suscritas a CHP+.

A nivel nacional, Kaiser Family Foundation reconoce a los planes de salud infantil y a Medicaid como aquellos que han reducido las “disparidades raciales/étnicas en la cobertura de los niños. El programa de los niños y Medicaid cubren a más de la mitad de los niños hispanos (52%) y de los niños negros (56%), en comparación con un cuarto de los niños blancos (26%) y asiáticos (25%)”.

El plan de seguros de CHP+, el cual no es parte de Medicaid y de la reciente expansión de Medicaid en Colorado, ofrece seguro médico a bajo o sin costo a niños en familias que ganan entre el 138 y el 250 por ciento del nivel federal de la pobreza, o entre cerca de $34,000 hasta $61,000 al año para una familia de cuatro integrantes. (El programa de Medicaid en Colorado ahora se llama Health First Colorado.) Estas familias ganan un poco demasiado para calificar para el programa principal de Health First Colorado, pero no ganan lo suficiente en la mayoría de los casos para pagar por un seguro médico a través del programa de intercambio estatal, hasta recibiendo un subsidio.

Cualquier seguro privado reemplazante requeriría pagar mensualidades relativamente altas, y deducibles, copagos y límites de dinero que pagan los pacientes directamente (out-of-pocket caps) muy altos. Ni habría ninguna garantía de que los proveedores actuales de los clientes de CHP+ formarían parte de una red de seguridad médica privada.

“Estas son familias que trabajan”, dijo Jeff Bontrager, director de investigaciones sobre cobertura y acceso para CHI. Recientemente, CHI reportó en su Encuesta de acceso a servicios de salud 2017, financiada por The Trust, que el nivel de personas sin seguro ahora se ha reducido a alrededor del 6.5 por ciento, en parte debido a la expansión de Medicaid y a CHP+. El programa para niños ha sido aún más exitoso, al causar que el porcentaje de niños sin seguro en esas edades se redujera al 3 por ciento en Colorado.

Proveedores de años en Colorado, como el pediatra Steven Federico, MD, que trabaja en Denver Health notan mejoras dramáticas a diario en el acceso a servicios de salud durante los 20 años que ha durado el programa CHP+. Los niños con asma antes no podían pagar para recibir chequeos regulares ni medicamento para cuidados crónicos, Federico dijo.  

“Cuando vuelves a ver a ese niño otra vez en la sala de emergencia, te rompe el corazón”, Federico dijo. Denver Health hasta ha progresado en abordar la obesidad infantil con el acceso a cuidados y especialistas que trae CHP+, Federico agregó. “Como un médico clínico, lo veo todos los días”.

El programa CHP+ le cuesta al presupuesto estatal cerca de $128 millones al año, según el CHI. El dinero del estado para cubrir reclamos no se acabó inmediatamente el 30 de septiembre debido a diferencias en las reglas de contabilidad federal, y, debido a la manera como Colorado organiza su plan de CHP+, tiene dinero para gastar en el programa hasta finales de enero si nada más sucede.

El momento necesario durante la Navidad para enviar las “cartas de advertencia” por supuesto sería espantoso, dijo Marc Williams del Departamento de Políticas y Financiamiento de los Cuidados de Salud en Colorado (HCPF, por sus siglas en inglés), que administra Health First Colorado. Sin poder controlar lo que haga el Congreso, los funcionarios estatales están tratando de obtener información y alternativas para miles de familias participantes.

Health First Colorado cuenta con un consejo de familias que usan Medicaid y CHP+, Williams dijo. “Están asustadas y ansiosas”, señaló. Las prioridades principales del consejo son obtener información rápidamente y tratar de encontrar continuidad de cuidados con los proveedores actuales. Mientras tanto, HCPF está alentando a las familias de CHP+ que continúen usando sus beneficios como lo han hecho hasta ahora.

Connect for Health Colorado, el programa estatal de intercambio que es el único lugar para calificar y recibir subsidios federales, quiere ayudar a las familias de CHP+ si sigue habiendo un impasse. Sin embargo, la administración de Trump ha recortado los fondos para hacer iniciativas de alcance público sobre cobertura médica que anteriormente se llevaran a cabo bajo la Ley de Cuidados de Salud Asequibles. Esto deja una brecha potencialmente grande en comunicaciones.  

Los gastos de Colorado se igualan (y más) con los dólares federales, los cuales proporcionan casi el 90 por ciento de los costos de CHP+. Esto significa cientos de millones de dólares más para el sistema estatal de cuidados de salud. El Denver Post reportó que los dos senadores de Colorado han hecho un llamado para que se reautorice rápidamente el programa.

Nava dijo que los clientes con quien trabaja en la Clinica no están haciendo preguntas todavía sobre la pérdida potencial de CHP+. La mayoría están enfocados en los desafíos de sus trabajos y falta de apoyo.

Nava sabe debido a su trabajo en seguridad médica que la pérdida de CHP+ presentaría desafíos que van más allá del acceso y la cobertura médica. Si los clientes no pueden pagar por seguro médico privado si CHP+ deja de existir, muchos terminarán pagando cargos con base en ingresos en clínicas de seguridad básica. Esto podría hacer que el IRS los señale para recibir una sanción por no tener seguro médico adecuado, Nava explicó.

Hasta para los clientes que tienen CHP+, Nava dijo, “a veces es difícil para ellos pagar los copagos. Es una carga para ellos sentirse estresados sobre cómo darles seguro médico a sus hijos”.  

Con su propia familia, Nava trata de no imaginarse a sus hijos activos sin una red de seguridad. CHP+ cubrió a uno de sus hijos que se rompió un hueso de la cadera al chocar corriendo contra un poste de fútbol. Sin el programa de seguridad médica para niños, Nava dijo, “probablemente ahora estaría endeudada”.  

chip_map.jpg

El número de participantes de Child Health Plan Plus varía extensamente a lo largo del estado. Los condados rurales usualmente tienen un porcentaje mayor de niños que reciben cobertura a través del programa.

Fuente: Instituto de Salud de Colorado

Michael Booth
Escritor
Denver, Colorado